Downtown

Buenas!!
Comenzamos una semana más y sigo contándoles mi viajecito por la Gran Manzana que parece el cuento de nunca acabar (y ojalá así fuera jeje).
Hoy les cuento el día que fuimos al Downtown. Fuimos en metro hasta la parte baja de la ciudad y nos bajamos junto al memorial del 11-S. El entrar en la calle donde se encontraban las torres gemelas se nota un ambiente de nostalgia y gran tristeza por lo sucedido. Aún se notan algunos edificios de los alrededores con las fachadas afectadas y que poco a poco están restaurando.
En la zona cero, como muchos sabéis, hay dos fuentes cuadradas enormes rodeadas por los nombres de las víctimas. Es un lugar que visita mucha gente pero la verdad es que no es un sitio nada agradable. Aún no me termino todo de creer lo que sucedió aquel día.
Ahora junto a esta zona están fabricando una gran central de metro y cuatro torres nuevas donde la más alta de ellas está prácticamente construida. Además se pueden ver una especie de murales cerca de allí que reflejan todo lo ocurrido, así como dos museos, uno más grande y otro más pequeño. Nosotros sólo teníamos entrada al pequeño con la New York Pass y menos mal porque era pequeño pero no aguantaba mucho más tiempo allí. Lloré como una magdalena cuando vi los vídeos otra vez de lo que sucedió, el cómo limpiaban los escombros, notas que escribían los familiares para buscar a sus seres queridos, fotografías de las víctimas, narraciones que se vivieron... Era la primera vez que estaba en Nueva York y por lo tanto tenía que ser una parada obligatoria pero realmente lo pasé mal visitando este lugar..












Luego, tras una gran sensación de tristeza en el cuerpo, intentamos respirar hondo y nos dirigimos hacia Wall Street y en el camino nos encontramos un cementerio típico de las películas justo en medio de enormes edificios.


Una vez en la zona financiera nos perdimos un poco ya que lo único que está bien señalado es la calle de Wall Street y Broadway pero bueno, tras unas vueltecitas hicimos una parada obligatoria para hacernos unas fotos con el famoso toro.






Era super difícil abrirte paso entre la gente para sacar una buena foto así que decidí tomar una instantánea algo más original, ni con los huevos ni con la cabeza del toro, con la pata!!! jajaja.

Después comimos cerca, en un lugar que se llama Flavors donde hacen unas ensaladas muy originales y buenísimas. Luego, paseando por allí sorprendimos con una "playa" muy extraña ya que estaba situada en medio de edificios, sin agua pero con arena y hamacas jaja. Y dirección al metro nos topamos con la que fue nuestra debilidad, la tienda Century 21 (si quieres ver todo lo que compré puedes verlo aquí).




Nos pasamos muchísimas horas dentro de esta tienda. Y es que, la que está en el Downtown es la más grande y con unos descuentos increíbles!!

Espero que les haya gustado el post!!
Besitos y hasta la próxima!!

En Sotavento

Hoy hacemos un inciso entre los post de mi viaje a Nueva York para cambiar un poquito y no hablarles siempre de lo mismo.
Les enseño un nuevo look!! Me encanta utilizar prendas de color negro pero siempre intento aportarle un poco de color al outfit para darle algo más de vida. El de hoy está formado por un short que me habéis visto varias veces (porque me encanta), se trata de un short con efecto piel de Primark. Combinado con una de las blusas que compré en Forever 21 durante mi viaje (si te perdiste el post de las compras puedes verlo haciendo click aquí). Y como detalles, mis preciosos tacones de Steve Madden, gafas Calvin Klein, collar también de Forever 21 y reloj de Parfois.
Además, las fotos han sido tomadas por Aridane Barreto (puedes seguirle aquí) con quien he vuelto a retomar el trabajo para realizar las fotografías del blog. Y no en un lugar cualquiera, sino en el club Sotavento en Las Palmas de Gran Canaria, una de las mejores terrazas donde disfrutar de la noche en la capital (puedes visitar su página web Sotaventoclub.com).











Espero que os haya gustado!!!
Besitos y hasta la próxima!!

Un día aprovechado en NY

Buenas!! ¿Que tal fue el fin de semana?? El mío de lo más variadito: cumpleaños, Oktoberfest, alguna fiesta de salsa y también sus momentos de relax claro jeje.
Pero bueno, ya estamos de vuelta al lunes y toca comenzar la semana a tope!! Yo sigo contándoles mis aventuras por la Gran Manzana (que se me hace super difícil de resumir!!!!). Hoy les cuento uno de los días que más aprovechamos por Nueva York.
Era domingo y comenzamos nuestra ruta muy temprano porque queríamos ir a una misa gospel. Habíamos intentado reservar una a través de la tarjeta NY Pass que teníamos pero jamás y nunca nos contestaron así que decidimos ir por libre. 
Nos adentramos en el metro por tercera vez (cuesta cogerle un poco el truquillo porque no es tan fácil como el de Madrid pero bueno). Una vez dentro, encontramos a dos parejas más españolas con las que nos asociamos para poder llegar hasta la iglesia porque íbamos un poco perdidos. La iglesia a la que queríamos ir no permitían entrar a más gente así que nos enviaron a otra y en esa otra ocurrió lo mismo y paseando por Harlem vimos que alguien abría una puerta de madera de lo que parecía una pequeña iglesia así que nos adentramos tras él. Y pudimos ver una misa gospel!!!(no entera porque dura unas 3 horas y por suerte nos dejaron salir a mitad).
Dentro de la iglesia, a los extranjeros nos ubicaban en la parte superior de forma que al salir no molestabas a nadie. Vimos a nuestro parecer la típica misa sin mucho marketing de por medio pero el coro no valía mucho la pena pues cantaban mejor los asistentes de la misa que el propio coro pero bueno, al menos vivimos la experiencia.

(Una vez comenzada la misa no nos permitían sacar fotos).

Después volvimos al metro hasta Central Park donde hicimos una parada en el Upper West Side para un brunch. Fuimos a un lugar llamado Elisabeth's donde se comía de maravilla (totalmente recomendable).


Y tras reponer fuerzas nos pusimos rumbo al Guggenheim porque el día que habíamos ido previamente estaba cerrado. Así que tocaba cruzar el pulmón de la ciudad, Central Park.




Al llegar al museo nos dijeron que gran parte de este estaba cerrado por obras y apenas pudimos ver cosas así que salimos rápido en busca de un metro. Pasamos por Park Ave, Madison, Lexington.. y nuestra sorpresa fue encontrarnos el típico mercadillo de calle propio de los domingos.



Después de este paseito entramos al metro rumbo al puente de Brooklyn!!! 






Una vez en Brooklyn tocaba volver a Manhattan así que optamos por volver en un taxi de agua ya que lo teníamos de forma gratuita con la New York Pass y además no iban tan llenos como el Ferry así que iríamos más cómodos. Te hacía un recorrido por la Estatua de la Libertad donde hacía una pequeña parada para hacer fotos y luego nos dejaba muy cerca del hotel.




Cuando el barco nos dejó ya estábamos super cansados del pedazo de día que habíamos tenido así que nos sentamos a contemplar un poco lo que nos rodeaba y a descansar unos minutillos.


 Nos dimos cuenta de que justo enfrente teníamos la mítica fuente que ha salido en tantas pelis (y donde tuve ganas de darme un chapuzón pero por miedo a ser arrestada por escándalo público me guardé mis ganas jaja).

 Y por último, decidimos entrar a un port-aviones que es un museo iteractivo con más aviones dentro, submarinos y el propio barco. La verdad es que fue un museo fascinante!!

Ahora si que sí, el agotamiento pudo con nosotros así que fuimos a merendar/cenar al Gotham Market (creo que es por la 10th avenida) que estaba muy cerca del hotel. Es un lugar donde reúne varios restaurantes dentro y escoges el tipo de comida que deseas. Nosotros optamos por comida mejicana y acertamos!!! Otro lugar super recomendable para ir a comer.
Y con la barriguita llena volvimos a nuestro fabuloso hotel, Yotel donde vimos una puesta de sol preciosa desde nuestra habitación.


(Fotografías sin filtro).

Espero que les haya gustado este laaargo post y que tengan un comienzo de semana estupendo!!!
Besitos y hasta la próxima!!